Peruanos de Corazón
   SECCIONES
 PORTADA
 DATOS GENERALES
 HISTORIA
 ECONOMIA
 CIUDAD SAN JUAN
 ECOLOGIA
 TURISMO
 PROYECTOS
 NOTICIAS
 PLAYAS - MARCONA
 PROVINCIA - NASCA
 COSTA - CARAVELI
 DEL EDITOR
 LEYENDAS
 GALERIA DE FOTOS
 LIBRO DE VISITAS
HISTORIA
Por ser una extensa zona despoblada entre el desierto y el mar, la zona de Marcona careció de aldeas ó establecimientos urbanos, como si la tuvo por ejemplo Cahuachi en Nazca, la presencia de  ríos y valles es determinante para la formación de civilizaciones. 

Durante siglos la zona de Marcona fue área de influencia de las culturas Paracas, Nazca e Inca; pero sólo como zona de tránsito utilizado frecuentemente por los antiguos pescadores peruanos y en el tiempo de la colonia en la Villa de Nazca se producía un exquisito aguardiente de uva, así como algodón, los cuales eran trasladados a lomo de mula, tras cruzar el desierto, hasta la lejana caleta de San Nicolás, y de allí era embarcado hacia el Callao.

En 1835, a inicios de la vida republicana, el naturalista inglés Charles Darwin (autor de la teoría el origen de las especies) a bordo del bergantín “Beagle”, recorrió la costa del Perú, y durante su travesía estuvo fondeando en las diferentes bahías y puntas de Marcona, estudiando a la fauna marina del lugar.

El litoral de Marcona durante mucho tiempo era conocido por los navegantes por sus  innumerables accidentes marinos producidos en el virreynato y principios de la vida republicana, destacando el naufragio del vapor de la armada peruana “Rímac” (1855), cuyo accidente se produjo cerca de la actual playa Los Leones, en el lugar conocido como “El Elefante”, muriendo más de  400 marinos y un número no determinado de civiles.
  PUBLICIDAD
Entre los sobrevivientes estuvo el joven marino y luego celebre escritor nacional Ricardo Palma autor de las famosas “Tradiciones Peruanas”.
Los pocos sobrevivientes tras la penosa agonía por el desierto llegaron a los pueblos de Chaviña y Acarí donde fueron auxiliados.

Otro accidente similar se produjo cerca de Punta San Juan en 1885 donde naufrago el trasatlántico genovés “Italia”, falleciendo más de 70 personas, un tercer buque, un bergantín nacional se perdió por esa zona a principios del siglo XX. Hay quienes que especulan  el origen de los naufragios estaría vinculados a problemas magnéticos existente en la zona a consecuencia de la existencia de hierro en el lugar.

Por tiempos inmemorables la zona del litoral de Marcona era conocida como zona Guanera por excelencia, y es durante la época republicana que una compañía Inglesa decide explotar este valioso recurso.

En las primeras décadas del siglo XX, en las bahías y puntas de Marcona se desarrollo la industria del cuero y aceite del lobo marino, llegándose a sacrificar millares de éstos animales con la venia del Estado peruano de ese entonces.
Construcción del  muelle de San Juan en 1953
Por otro lado, La existencia de hierro en las pampas de Marcona era conocido desde hace mucho tiempo, la primera mención pública del depósito parece ser que la hizo el sabio italiano Antonio Raimondi en el año 1870.En el año 1900  fue exhibido en la Feria Internacional de París, un mapa mostrando la ubicación del depósito de hierro en el Perú, sin embargo, el descubrimiento de la actual localización de los yacimientos fue anunciado recién en 1915.

Investigando un prospecto de cobre en el cerro Tunga, en 1904, el ingeniero Federico Fuchs descubrió diversos afloramientos de mineral de hierro, en 1914 el mismo Fuchs, con Roberto Letts, comenzaron nuevas investigaciones sin éxito pues no encontraron depósitos de importancia.

Al comenzar el viaje de regreso encontraron a un lugareño, Justo Pastor, quien les refirió la existencia de piedras de gran dureza en esas pampas y los guió a los yacimientos ahora conocidos como El Justo y La Justa.

Este descubrimiento fue anunciado y publicado en 1915 en la Memorias de la Sociedad de Ingenieros del Perú.
Fuchs y Letts formaron una sociedad para explotar los depósitos pero no tuvieron éxito.

Más tarde el gobierno del presidente Augusto B. Leguia crea la Comisión Carbonera y Siderúrgica Nacional, la cual se encargaría de estudiar los recursos de hierro y carbón del Perú, y en 1925 la zona de Marcona fue declarada como Reserva Nacional.
Antigua pala mecanica de los años 50
En 1943 el Estado peruano crea La Corporación Peruana del Santa, a la que se le encomendó la industrialización de ciertas áreas del territorio y el establecimiento de la industria del acero en el Perú, escogiendo Chimbote como sitio para la fundición, y por ser un puerto que se encuentra cerca de yacimientos carboníferos y fuente de energía hidroeléctrica.

Entre 1949 a 1951 la Corporación efectuó exploraciones en las Pampas de Marcona, para 1952 el Estado peruano, la Corporación Peruana del Santa y Utah construction company, llegaron a un acuerdo mediante el cual la Utah continuaría con los trabajos de exploración, con la opción de explotar el área si se encontraban reservas con posibilidades económicas.

Durante la exploración la Utah estableció que la reserva tenía un enorme potencial, y que se necesitaría capitales para desarrollar las operaciones de producción, para financiar y realizar tal operación la Utah Construction Company, se unió con minera Cyprus de Los Estados Unidos, además de los socios minoritarios peruanos como la familia Prado, formaron la Flamante empresa minera Marcona Mining Company, la que fuera registrada en el Perú el 6 de abril de 1953, suscribiendo el acuerdo con el Estado peruano, cuando por  entonces gobernaba el general Manuel A. Odría.

La Marcona Mining Co. explotaría los yacimientos en calidad de cesionaria de la Utah Construction Co, de acuerdo con los contratos celebrados con la Corporación Peruana del Santa, en los que otorgaban el derecho exclusivo de exploración y explotación por un plazo de 30 años.
Vista del primer embarque de mineral en la bahía de San Juán.Nave Libertad (Mayo de 1953)
En abril de 1953 llega al Puerto San Juan el primer barco a cargar el mineral de hierro, la nave “Libertad” de bandera panameña, trasladó en sus bodegas más de 10 mil toneladas de hierro el cual tuvo como destino Baltimore–EEUU.

Por varios años se utilizo el Puerto de San Juan como lugar de embarque, además para el transporte del mineral se utilizaron una flota de camiones especialmente diseñados denominados Kenworth; gigantescos trailers que recorrieron la carretera de la Mina al Puerto San Juan y viceversa por un buen tiempo.

El 21 de Abril de 1962, la Marcona Mining Co. inaguró el Puerto de San Nicolás y la Planta de Beneficio de mineral de hierro, la cual contó con la presencia del presidente de la República del Perú Manuel Prado Ugarteche, el presidente de la Marcona Mining Co. Charles Robinson y el presidente de la Corporación Peruana del Santa, Max Peña Prado, además de la presencia de parlamentarios y diplomáticos.

También se puso en funcionamiento la kilométrica faja transportadora de mineral denominada Conveyor, de la Mina a San Nicolás, ahorrando así tiempo y energía, durante el tiempo de permanencia de la Marcona Mining Co. esta empresa explotó y comercializó con éxito el yacimiento de hierro, la empresa invirtió mucho en infraestructura y también brindo las mejores condiciones de vida al trabajador y a sus familiares, hasta 1975, año en que se produjo su Nacionalización.
Primer embarque en el puerto de San Nicolás.Vista de la faja transportadora

El 25 de Julio de 1975 el Estado peruano a través del Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas que dirigía el general Juan Velasco Alvarado toma el control del yacimiento de  Marcona y mediante decreto ley N° 21228 se crea la Minera Estatal del Hierro del Perú HIERRO PERÚ; encargándose de su producción, embarque y comercialización.
La población de Marcona y la clase trabajadora ve de alguna manera como positiva la acción, hubo algarabía por parte de gente, quienes sintieron que Marcona había sido devuelta en cierta medida al suelo patrio, recobrando así el sentido de pertenencia al Perú.

Llegada la democracia y aún bajo el amparo del Estado, la empresa estatal se vería afectada por graves crisis y malos manejos administrativos, además se producen huelgas y paralizaciones por parte de la clase trabajadora que exigían  salarios justos y beneficios.

Sin embargo, es importante mencionar que durante el período de permanencia de la empresa estatal, ésta fue una importante fuente de divisas para el país, desarrollo de la comunidad de Marcona y el departamento de Ica, el yacimiento de Marcona estuvo 17 años bajo la administración estatal, siendo privatizada en 1992 durante el gobierno de Alberto Fujimori.

Una vez privatizada la empresa pasa a ser administrada por la Estatal China Shougang Corporation, bajo la denominación de Shougang Hierro Perú la que hasta la actualidad explota y comercializa el mineral de hierro.
Bahía de San Juan, al fondo  el  muelle Acarí y restos del antiguo muelle Marcona.
Con la Liberación de la Economía Peruana en la década del noventa y la pérdida de estabilidad laboral se producen reducciones y despidos del personal minero, surgen los famosos services y cooperativas de trabajo; muchos trabajadores ven reducidos sus salarios y beneficios sociales, percibiéndose  resentimiento y desazón, como anhelando viejos tiempos.

Ante esta situación se producen paralizaciones y huelgas por parte de los trabajadores mineros que exigen salarios justos, seguridad en el trabajo y mejor calidad de vida. Además, reciben el apoyo de la población de Marcona, quienes de alguna manera se verán afectados por la transnacional China, especialmente en los servicios básicos, terrenos urbanos y el medioambiente.

Sin embargo, la población en general se mantienen expectantes con los proyectos de desarrollo como son el Megapuerto de Marcona, Marcobre, Pampas Verdes y va cobrando fuerza cada día el desarrollo del Turismo, además de los beneficios del Canon y las Regalías mineras para el progreso del distrito, unidos todos estos proyectos y aportes dan una visión de esperanza a la población, y quién sabe que en un futuro no muy lejano estemos vislumbrando el renacer y prosperidad  del Pueblo de Marcona.
Fuentes: Revista “El Faro de Marcona” y “Revista Hierro Perú”  “Diario La República”.
Todos los derechos reservados © 2007-2008 www.marconadigital.com